miércoles, 14 de febrero de 2018

VIRGEN DE LA INTERIORIDAD






María fue la elegida por Dios para ser la madre de nuestro Señor Jesucristo, y por consiguiente para contener en su seno a Aquél por quién fueron creadas todas las cosas. María, en su humildad y aceptación se transformó en la "portadora de Dios". El icono de la Virgen de la Interioridad representan a María contemplando en silencio aquello que vive en su interior. El manto rojo púrpura que la cubre en su totalidad alude al Espíritu Santo que está sobre ella. Su túnica azul que asoma levemente representa la humanidad de la Virgen. Las tres estrellas que brillan en su cuerpo expresan la relación de María con la Santísima Trinidad, representada por las tres llamas de fuego que están justo en el centro de su ser. La presencia trinitaria habita en el corazón contemplativo de la Virgen Madre. Los ojos de María reflejan el silencio interior, recordando todo aquello que guarda en su corazón (Lc 2, 51). Con el gesto de sus manos, María acoge la presencia de Jesús, invitando a todos a recibir al Señor en sus vidas.

miércoles, 7 de febrero de 2018

SANTA JOSEFINA BAKHITA

Fiesta: 8 de febrero




Se cree que esta santa de origen sudanés (África) nació en el año 1869. Vivió su primera infancia con su familia, cuando, a los nueve años, los buscadores de esclavos la capturaron y se la llevaron. Quienes la capturaron le pusieron el nombre de “Bakhita” que significa afortunada. Tuvo distintos amos, siempre intentó escapar, pero sin éxito. Como esclava sufrió humillaciones y torturas. Un hombre europeo la compró en 1882 y ahí comenzó a ser tratada con más amabilidad. Este amo la llevó a vivir a Italia. Allí Bakhita fue niñera y muy amiga de la hija de la familia. Con el tiempo Bakhita fue conociendo a Dios y enamorándose de Jesús. Venciendo muchos contratiempos, y con mucha fe, logró ingresar al Instituto de las Hermanas de la Caridad de Venecia, y hacerse religiosa. Fue allí donde se sintió verdaderamente libre. Nunca realizó milagros ni fenómenos sobrenaturales, pero tenía fama de santidad. Siempre fue modesta y humilde, mantuvo una fe firme en su interior y cumplió con sus obligaciones diarias. Siempre daba testimonio de amor y perdón, ya que ella misma perdonó a los que la ultrajaron. Falleció el 8 de febrero de 1947. El 1 de octubre del 2000 fue canonizada por el Papa Juan Pablo II.

miércoles, 31 de enero de 2018

SAN BLAS

Fiesta: 3 de febrero




San Blas fue obispo de Sebaste a comienzos del siglo IV, y sufrió la persecución. Alrededor del año 316 Blas logró escapar de la persecución y refugiarse en una gruta. Aunque se trata de un personaje que históricamente tiene muy pocas fuentes fidedignas, la leyenda dice que en la gruta, el obispo vivía rodeado de animales salvajes que lo visitaban y le llevaban alimento; pero que un día los cazadores de animales descubrieron al santo y por ser cristiano lo llevaron amarrado como un malhechor a la cárcel de la ciudad. A pesar de los prodigios que el santo hacía en la cárcel, lo llevaron a juicio y como no quiso renegar de Cristo y sacrificar a los ídolos, fue condenado al martirio: primero lo torturaron y después le cortaron la cabeza con una espada. Al obispo se le atribuye un milagro que lo convirtió en un santo de gran popularidad, se dice que mientras lo llevaban al santo al martirio, una mujer se abrió paso entre la muchedumbre y colocó a los pies del santo obispo a su hijo que estaba muriendo sofocado por una espina de pescado que se le había atravesado en la garganta. San Blas puso sus manos sobre la cabeza del niño y permaneció en oración. Un instante después el niño estaba completamente sano.

miércoles, 24 de enero de 2018

SANTA ÁNGELA DE MÉRICI

Fiesta: 27 de enero




Ángela de Mérici nació en Desenzano, región de Venecia (Italia), hacia el año 1470. De joven, en un viaje a Tierra Santa, Dios quiso revelarle la alta misión a la que la tenía destinada: ella vio una larga escalera, apoyada en la tierra que desaparecía en el cielo. La escalera estaba llena de una multitud de jóvenes. Comprendió que su vocación era la de la asistencia espiritual y material de las jóvenes. En ese tiempo la escuela era sólo para las familias distinguidas y reservada también a los hombres, que se preparaban para la carrera diplomática o militar. Deseaba ser religiosa, por ello, tomando el hábito de la tercera Orden franciscana reunió a un grupo de jóvenes, a las que instruyó en la práctica de la caridad, y a las que inculcó su idea de la vida religiosa, que era un poco provocadora para su tiempo. Tuvo entonces una tarea vasta y revolucionaria, y para dar continuidad a su iniciativa fundó en Brescia una sociedad de mujeres, bajo la advocación de Santa Úrsula, dedicadas a la formación cristiana de las niñas pobres. Las ursulinas se reunían para la enseñanza y la oración, ejecutaban trabajos que se les encomendaban y procuraban llevar vida de perfección en la casa paterna. Ángela de Mérici murió en Brescia el 27 de enero de 1540 y fue canonizada en 1807.

miércoles, 17 de enero de 2018

SAN IDELFONSO

Fiesta: 23 de enero.




De joven, a causa de sus padres, Ildefonso encontró dificultades para seguir la vocación para la que Dios lo llamaba. Huyó de su casa y se fue a la abadía de Agalia (España). Fue ordenado diácono en el año 630, y posteriormente, siendo todavía un monje, fundó un convento de religiosas en los alrededores. También fue abad del monasterio de Agalia. 
Fue nombrado Arzobispo de Toledo (España), cuando Toledo era la capital de España, y él dirigía religiosamente la ciudad como un hombre enamorado de la Virgen María e impulsor de una de sus tantas virtudes, la virginidad.
Como era muy inteligente, escribió un precioso tratado sobre La Virginidad de María. Así no fue extraño que le llamaran el “capellán de María”. Una leyenda dice que la Virgen se le apareció para felicitarlo y darle las gracias por haber hablado tan fervorosamente acerca de ella, y le regaló un ornamento para celebrar la misa, una casulla.
Durante los concilios de Toledo, en los que participó, se habló y se defendió mucho la maternidad divina de María.
Pasó nueve años trabajando pastoralmente con los fieles de su diócesis, e incluso tuvo el honor de que el rey Recesvinto estuviera en la fiesta de la Madre de Dios. 
Murió en el año 667 a los 61 años.

jueves, 11 de enero de 2018

BEATA ANA MARÍA JANER

Fiesta: 11 enero




Ana María Janer, nació el 18 de diciembre de 1800 en Cervera (España). A los dieciocho años entró a formar parte de la Hermandad de Caridad del hospital de Castelltort de Cervera. Las religiosas atendían a los enfermos y pobres del hospital, también daban clases y catequesis en un colegio. 
En 1833 estalló la primera guerra carlista y el hospital de Castelltort se convirtió en hospital militar. Ana María se hizo cargo de los hospitales de campaña de Solsona, Berga, la Vall d’Ora y la Boixadera. Fue reconocida por los combatientes de los dos bandos como la “Madre”.
Al terminar la guerra ella y tres hermanas fueron hechas prisioneras y tuvieron que exiliarse en el hospital de San José de la Grave de Toulouse. En 1844 retornó al hospital de Cervera.
En 1859 aceptó la petición del obispo de Urgell, Josep Caixal Estradé, y estableció una hermanad de caridad en el hospital de pobres enfermos de La Seu d’Urgell. El 29 de junio de 1859 fundó el Instituto de Hermanas de la Sagrada Familia de Urgell, dedicado a la educación cristiana de niños y jóvenes y a la asistencia de enfermos y ancianos. La Casa de Caridad de Cervera se unió al nuevo Instituto.
En 1863 fundó personalmente varios colegios y hospitales. Durante su vida tuvieron lugar veintitrés fundaciones.
Murió el 11 de enero de 1885, en Talarn, España.

miércoles, 3 de enero de 2018

SAN RAIMUNDO DE PEÑAFORT

Fiesta: 7 de enero




Nació en Peñafort de Cataluña, España, entre el 1175 y el 1180. Siempre se destacó por su gran habilidad en los estudios, a los veinte años enseñaba filosofía en Barcelona, y a los treinta años, recién graduado, enseñaba jurisprudencia en Bolonia. El sueldo que obtenía por ello lo gastaba todo en socorrer a los necesitados.
Tomó el hábito de santo Domingo (predicadores o dominicos) a la edad de 47 años.  En 1223 colabora con san Pedro Nolasco, de quien era confesor, y con el rey Jaime I de Aragón en la fundación de la Orden de Nuestra Señora de la Merced, para liberar a los cristianos cautivos y esclavizados por los islamitas. San Raimundo de Peñafort colabora en la redacción de las Constituciones de la nueva Orden. Posteriormente es invitado por Gregorio IX a Roma para trabajar el "Corpus Decretalium", es decir, el Código de Derecho Canónico Medieval.
Dieciséis años después, en 1238, fue nombrado Superior General de los Dominicos, y durante dos años visitó a pie los conventos de la Orden. Conoció a santo Tomás de Aquino y le encargó un escrito, la “Summa contra gentes”.
En 1240 presentó su renuncia y a los setenta años de edad pudo regresar a la enseñanza y a la pastoral. A pedido de sus superiores escribió una colección de casos de conciencia para uso de los confesores y moralistas.
Realizó viajes por diferentes regiones españolas, inculcando lecciones espirituales para lograr la total transformación del pueblo contaminado por las costumbres de los moros. Fue confesor del Papa y del rey Santiago de Aragón. Al caer enfermo, el santo regresó a Barcelona, donde continuó con su vida acética y labor apostólica, ayudando a los pobres, luchando en contra de la herejía. También fundó un convento en Túnez y otro en Murcia entre los moros. El santo entregó su alma a Dios a la edad de 100 años, en 1275, y fue canonizado en 1601.
La tradición cuenta que en una oportunidad el rey pidió a Raimundo que viajara a la isla de Mallorca para trabajar contra las herejías. El santo aceptó, pero a mitad de viaje se dio cuenta que era una trampa. Entonces quiso retornar a Barcelona y el rey prohibió que lo regresaran. Raimundo no titubeó, puso su manto en el mar, se subió en él, y milagrosamente su manto lo transportó como un barco a vela, sano y salvo hasta Barcelona.

miércoles, 27 de diciembre de 2017

SAN BASILIO MAGNO

Fiesta: 2 de enero




San Basilio Nació en Cesarea, la capital de Capadocia, en el año 329. Inició su educación en Constantinopla y la completó en Atenas. Cuando Basilio recibió el bautismo, tomó la determinación de servir a Dios dentro de la pobreza evangélica.
Comenzó por visitar los monasterios de Egipto, Palestina Siria y Mesopotamia, con el propósito de observar y estudiar la vida religiosa. Se estableció en un paraje agreste en la región del Ponto, separado de Annesi, por el río Iris. En aquel retiro solitario se entregó a la plegaria y al estudio. Formó el primer monasterio que hubo en Asia Menor, y organizó la vida de los religiosos enunciando los principios que se conservaron a través de los siglos y que hasta el presente gobiernan la vida de los monjes en la Iglesia de oriente.
Basilio no pudo disfrutar de la soledad y del silencio, que tanto amaba. Después de haber recibido la ordenación sacerdotal, fue llamado a regir la diócesis de Cesarea de Capadocia, y tuvo que dedicarse a defender el dogma cristiano contra el arrianismo, que se había vuelto poderoso por el apoyo del emperador Valente. Basilio recibió así la herencia de san Atanasio, y como él supo apoyarse en la autoridad del Romano Pontífice para desenmascarar el error. Pero su compromiso doctrinal no fue el que le mereció, todavía en vida, el titulo de “Magno”, sino su intensa actividad pastoral, que consistió, sobre todo, en sus vibrantes homilías y apasionados opúsculos, como la Carta a los jóvenes, y en un rico epistolario.
Se lo celebra junto a san Gregorio de Nacianzo porque ambos santos son del mismo tiempo y fueron íntimos amigos.

miércoles, 20 de diciembre de 2017

NUESTRA SEÑORA DEL DIVINO AMOR







A las afueras de Roma se levantaba la fortaleza de “Castel di Leva” que desde inicios de su construcción, alrededor del siglo III d.C., en una de sus murallas fue pintada una imagen de la Virgen María con el Niño Jesús y el Espíritu Santo, esta fortaleza era la que defendía la Ciudad de Roma. 
Ya entrado el siglo XV y hasta el XVII "Castel di Leva" fue abandonado, pero la hermosa pintura se conservó. Aquel lugar era el sitio favorito en que los pastores llevaban a comer a sus rebaños, por ello los pastores y los peregrinos que iban a Roma empezaron a tomar la costumbre de rezar allí el santo Rosario.
En  1740, un peregrino de camino a Roma resultó atacado por una jauría de perros salvajes en las cercanías de "Castel di Leva". El peregrino en su desesperación divisó la imagen y clamó por ayuda a la Madre de Dios. Fue entonces que la jauría se apaciguó y se retiró. La noticia del milagro se divulgó y la devoción a la imagen comenzó a crecer.

El 5 de septiembre del mismo año la imagen fue trasladada a la Hacienda llamada «La Falconiana» y se la ubicó en una pequeña capilla dedicada a Santa María de los Magos. En abril de 1745, el icono fue llevado nuevamente al castillo y ubicado en una iglesia consagrada en 1950.
La imagen recibió la coronación canónica el 13 de mayo de 1883. 
Años después tarde el santo Padre Pío XIII viendo el peligro inminente de la invasión Nazi a Roma y la destrucción de la ciudad de Roma, pidió la intercesión de Nuestra Señora del Divino Amor. Como la invasión no sucedió, Nuestra Señora del Divino Amor fue proclamada Salvadora de la Ciudad de Roma.

miércoles, 13 de diciembre de 2017

MADRE DEL CORDERO DE DIOS




Oración a María, Madre del Buen Pastor
María, Madre de Dios,
todas las generaciones cantan tu gloria,
porque el Señor hizo en ti grandes cosas,
tú eres la inmaculada,
la siempre Virgen,
la llena de gracia,
la hija querida del Padre,
la excelsa esposa del Espíritu Santo,
la digna Madre del Buen Pastor
y nuestra humilde Pastora.
Nos diste al Pastor Divino,
lo amaste, y en el silencio
lo acompañaste hasta la cruz,
hasta la resurrección.
Todo lo que tenemos:
la Iglesia, los sacramentos,
la gracia, el Evangelio,
la redención, el sacerdocio,
la eucaristía, la vida consagrada,
la vida eterna, nos viene de Él,
pero tú eres la mediadora
de todos estos bienes.
Eres la alegría de los que 
ya gozan de la eternidad;
la esperanza de los que la buscan;
la compañera de los peregrinos.
Como Jesús, yo quiero ser tuyo.
Te entrego todo lo que soy,
todo lo que tengo:
ilumíname, guíame,
purifícame, hazme dócil.

María, Madre del Divino Pastor
y Pastora nuestra,
ilumínanos, guíanos, santifícanos.
Amén.
(Oración del beato p. Santiago Alberione)