martes, 8 de septiembre de 2015

EL SEÑOR DEL MILAGRO, DE SALTA

Fiesta: 14 de  septiembre



Cuenta la historia que en septiembre de 1592 llegó a la Iglesia de Salta (Argentina) una imagen de Cristo Crucificado, imagen que venía desde España enviada por un antiguo obispo del lugar.
Por muchos años ese Cristo quedó olvidado, sin ningún recuerdo especial, en el altar de las Ánimas de la Iglesia.
En 1692 unos terribles terremotos azotaron la región, y la gente desolada y desesperada se dirigió a la Iglesia a buscar consuelo y esperanza. Hicieron una procesión con Jesús Sacramentado alrededor de la plaza.
Uno de los Padres de la Compañía de Jesús, José Carrión, afligido por la situación, sintió una voz que con toda claridad le decía que mientras no sacasen al Santo Cristo, abandonado en el Altar de las Ánimas, no cesarían los terremotos.
Las campanas llamaron a la penitencia, invitando a la primera procesión, donde salieron el Cristo y la Virgen del Milagro, a la que acudieron las autoridades civiles y militares junto a los pobladores, presididos por los sacerdotes. Una multitud lloraba afligida, golpeándose el pecho, clamando misericordia.
Los terremotos cesaron. Así nació el milagro de la conversión de un pueblo  en el Amor de Dios.
En la actualidad, cada año, miles y miles de peregrinos siguen llegando devotamente de diferentes lugares para celebrar a sus protectores y demostrarles agradecimiento, fidelidad y amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada