lunes, 27 de julio de 2015

SANTA TERESA BENEDICTA DE LA CRUZ (EDITH STEIN)

Fiesta: 9 de agosto



Edith Stein nació en Breslau (Polonia) el 12 de octubre de 1891, de familia judía.
Fue una mujer apasionada por la Filosofía y los temas y problemas de la mujer en la sociedad. Estudió en la Universidad de Breslau, y luego en Gottinga (Alemania). Asistió a las clases universitarias de Edmund Husserl (un reconocido filósofo de la época), de quien llegó a ser discípula y asistente, consiguiendo con él el doctorado.
En 1917 comenzó a acercarse a la fe católica. En 1918 decidió dejar la actividad de asistente de Edmund Husserl para trabajar de manera independiente. Ella deseaba obtener la habilitación para la libre docencia, algo que, por aquel entonces, era inalcanzable para una mujer.
En 1922, después de haber leído la autobiografía de santa Teresa de Ávila, se convirtió y se hizo bautizar. Un mes después se confirmó. Como recién convertida se dedicó a dictar clases en institutos católicos, a dar conferencias y a escribir. Cuando estalló la segunda guerra mundial se le prohibió dictar clases por ser de origen judío. El 14 de octubre de 1933 ingresó como religiosa en el monasterio de las Carmelitas descalzas de Colonia, algo que desde hacía tiempo deseaba. Desde el momento de su toma de hábito llevó el nombre de Sor Teresa Benedicta de la Cruz.
Para protegerla del terror del régimen Nazi la Madre Superiora hizo todo lo posible para llevarla al extranjero. La trasladaron al monasterio de Carmelitas de Echt, en Holanda.
 
El 2 de agosto de 1942 llegó la Gestapo y la tomó presa junto con su hermana Rosa, que se había bautizado en la Iglesia Católica y prestaba servicio en las Carmelitas de Echt. Junto con otros muchos judíos convertidos al cristianismo, las dos mujeres fueron llevadas al campo de concentración de Westerbork. Al amanecer del 7 de agosto salió una expedición de 987 judíos hacia Auschwitz, y el 9 de agosto sor Teresa Benedicta de la Cruz, junto con su hermana Rosa y muchos otros de su pueblo, murió en las cámaras de gas de ese lugar.

lunes, 20 de julio de 2015

SAN JUAN MARÍA VIANNEY, EL CURA DE ARS

Fiesta: 4 de agosto



Nació en Dardilly, Francia, el 8 de mayo de 1786, de una familia campesina. Quería ser sacerdote y trató de ir a estudiar al seminario pero su intelecto era muy duro, y no lograba aprender nada, por eso lo echaron.
Un sacerdote, el padre Balley, había fundado por su cuenta un pequeño seminario y allí recibió a Vianney. Al principio el sacerdote se desanimaba al ver que a este pobre muchacho no se le quedaba nada de lo que él le enseñaba, sin embargo su conducta era tan excelente, y su criterio y su buena voluntad tan admirables que el buen padre Balley dispuso hacer lo posible y lo imposible por hacerlo llegar al sacerdocio.
Y así el 12 de agosto de 1815, Vianney fue ordenado sacerdote, no por su sabiduría, ya que no aprobó ningún examen, sino por su santidad.
El 9 de febrero de 1818 fue enviado a la parroquia más pobre e infeliz. El pueblo se llamaba Ars y tenía 370 habitantes. A misa los domingos asistían sólo un hombre y algunas mujeres. El pueblo estaba lleno de cantinas y de bailaderos.
El nuevo cura párroco de Ars se propuso un método triple para cambiar a la gente de su parroquia: rezar mucho, sacrificarse lo más posible, y hablar fuerte y duro.
Poco a poco sus sacrificios y su oración fueron dando frutos, la gente se acercaba a oír sus sermones, que lograban conmover tanto hasta llegar a convertir a los pecadores. Así fue que se hizo muy famoso en Francia y en todo el mundo.
Su principal oficio durante toda su vida de párroco fue el confesionario, donde conseguía conversiones impresionantes. El último año de su vida los peregrinos que llegaron a Ars fueron 100 mil. Murió el 4 de agosto de 1859.

lunes, 13 de julio de 2015

NUESTRA SEÑORA DE LOS ÁNGELES

Fiesta: 2 agosto



Patrona de Costa Rica
Cuenta la historia y la tradición, que en la mañana del 2 de agosto de 1635, una jovencita llamada Juana Pereira, vecina del barrio Los Pardos o La Gotera, localidad de la provincia de Cartago, en el país de Costa Rica, andaba buscando leña para cocinar los alimentos, cuando encontró sobre una piedra donde nacía un manantial de agua cristalina, una “muñequita” de piedra con un niño en sus brazos, que se llevó para su humilde hogar.
Al día siguiente la imagen había desaparecido de su casa, y al buscarla la encontró nuevamente junto al manantial. Volvió a llevarse la imagen y el episodio volvió a repetirse cada vez que se llevaban la imagen de aquel lugar.
El sacerdote del lugar, al enterarse de lo que sucedía, comprendió que ese acontecimiento era algo sobrenatural y que en esa imagen, estaba representada la Virgen María y que Ella deseaba estar en ese lugar, por lo que se propusieron construir una ermita. La devoción fue creciendo, y luego se construyó allí la basílica.
La imagen mide alrededor de 20 centímetros, es de una combinación de diferentes materiales como roca volcánica, grafito y jade. Su color es negro. La Virgen que se presenta actualmente a la veneración de sus fieles está en un hermoso ostensorio de nobles metales y piedras preciosas, en forma de resplandor que la rodea totalmente, aumentando visualmente su tamaño.
El nombre se le dio porque el 2 de agosto, día del hallazgo, la orden franciscana venera a su patrona Santa María de los Ángeles. El 24 de septiembre de 1824, por decreto de las máximas autoridades políticas del país, se declaró a la Virgen de los Ángeles, patrona oficial de Costa Rica.

viernes, 3 de julio de 2015

BEATA NAZARIA IGNACIA MARCH MESA

Fiesta: 6 de julio



Nazaria Ignacia March Mesa nació el 10 de enero de 1889, en Madrid-España. Desde muy pequeña sintió la llamada a la vida religiosa. Por motivos económicos, su familia se trasladó a México y allí Nazaria ingresó con las Hermanitas de los Ancianos Desamparados en 1908. Después de unos años fue destinada a Oruro-Bolivia y, durante más de 12 años, se dedicó con todo fervor al cuidado de los ancianos.
En el año 1920 Nazaria sintió un nuevo llamado de Dios. El 16 de junio de 1925, salió de las Hermanitas, para iniciar la fundación de una  nueva Congregación de religiosas que trabajara con todas su fuerzas por la unión y extensión del Reino de Cristo. La Congregación se llama “Misioneras Cruzadas de la Iglesia”, y se dedica a la misión en las calles, en las situaciones sociales.
Así trabajó en innumerables obras de caridad, de educación,  de evangelización y catequesis, siempre al servicio de la Iglesia, donde la llamaran.
Nazaria Ignacia murió por una enfermedad, en Buenos Aires-Argentina, el 6 de julio de 1943. Fue beatificada por S.S. Juan Pablo II en Roma, el 27 de Septiembre de 1992.